s_sexualidad-femenina-y-eyaculacion-precozLa disfunción eréctil es la afección más frecuente entre las enfermedades sexuales masculinas.

Afecta a muchas personas en todo el mundo y la mayoría de los estudios epidemiológicos coinciden en señalar una incidencia de alrededor del 20% de la población masculina adulta, esto aumenta con la edad llegando a afectar al 40% de los mayores de 40 años y al 80% de los mayores de 80 años.

Los estudios más recientes también han esclarecido que algunos procesos patológicos que afectan la función endotelial como la diabetes, las enfermedades del corazón o padecer de colesterol y triglicéridos pueden aumentar su frecuencia.

Los beneficios de la terapia sexual consisten en la mejoría de las relaciones generales de las parejas y de la ansiedad anticipadora o reactiva asociada a la disfunción eréctil, la corrección de los conceptos erróneos sobre la sexualidad que son motores de funcionamiento disfuncionales, así como el entrenamiento de la comunicación corporal sensual; cuando se asocian a la prescripción de fármacos sexoactivos, amplifican y completan los tratamientos farmacológicos en forma de terapias combinadas, que permiten una mejoría aun mayor.

Los trastornos de la eyaculación forman parte de los trastornos sexuales más frecuentes en el varón. Van desde la eyaculación precoz a la eyaculación retardada, pasando por la eyaculación retrograda.

En el ser humano el objetivo del comportamiento sexual ya no es el coito vaginal sino la búsqueda de los placeres eróticos, sobre todo del orgasmo, procurados por la estimulación del cuerpo y de las zonas erógenas. Es por ello que generalmente el varón modula y retrasa su eyaculación.

La definición de eyaculación precoz sigue siendo tema de debate sin embargo, se ha llegado a la conclusión de que si esta situación te acarrea consecuencias personales negativas debe ser tratada.

Acércate a nuestros expertos urólogos y psicólogos en sexualidad y terapia sexual.

 

 

INFERTILIDAD MASCULINA

 

La infertilidad masculina se encuentra presente en más del 50% de los casos de infertilidad de la pareja, de forma aislada o no.

Para la OMS (Organización Mundial de la Salud), la infertilidad se define como la falta de concepción después de al menos 12 meses de relaciones sexuales sin protección.

El término “esterilidad” debe aplicarse a la incapacidad total y definitiva para concebir, un diagnóstico que sólo puede formularse ante una causa evidente e incurable de infertilidad.

El 3-4% de las parejas son estériles.

La infertilidad masculina tiene diversas causas, a menudo multifactoriales, que en el 61% de los casos se traducen por una anomalía cuantitativa y/o cualitativa del semen.

Se requieren múltiples estudios para descartar o confirmar la esterilidad de la persona, entre ellos estudios de imagen como ultrasonido testicular o incluso examines hormonales en sangre.

Muchas de las causas se pueden solucionar teniendo la causa y diagnóstico certero.

 

Dr. Jorge Ayuso Escamilla

Cirujano Urólogo

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*