Alternativas de tratamiento para el cáncer renal.

El cáncer de riñón se origina cuando las células sanas de un riñón o de ambos, cambian y crecen sin control formando una masa llamada tumor cortical renal. Un tumor puede ser maligno, indolente o benigno. Un tumor maligno es canceroso, lo que significa que puede crecer y diseminarse a otras partes del cuerpo.

El cáncer renal, es el tercer cáncer urológico más frecuente, luego del de próstata y vejiga. Si bien el tratamiento principal a elegir ante este diagnóstico, es la cirugía para extraer el riñón completo o parte de él (nefrectomía total o parcial), en casos seleccionados, será posible ofrecerle al paciente otro tipo de procedimientos de mínima invasión.

 

Los pacientes ideales para las terapias focales o ablación de mínima invasión son:

 

⁃Pacientes con tumores menores de 4 centímetros.

⁃Pacientes que solamente cuentan con un riñón.

⁃Pacientes que tienen un estado de salud delicado y que no son candidatos a una cirugía más agresiva.

 

Crioterapia (también conocida como crioablación)

 

Este procedimiento utiliza el frío extremo para destruir el tumor. El especialista inserta una aguja especial dentro del tumor, y libera un gas muy frío que genera una bola de hielo en el área a tratar. Luego, el tumor vuelve a regresarse a la temperatura normal y se repite el proceso de congelación. El urólogo observa detenidamente las imágenes y va mirando la temperatura del tejido tratado. Una gran ventaja de este procedimiento es que podemos tratar tumores cercanos a estructuras anatómicas importantes.

 

Ablación por radiofrecuencia y ablación por microondas

Este procedimiento utiliza ondas radiales de alta energía para calentar el tumor. Al igual que en la crioterapia, se inserta una aguja especial para llegar al tumor. Una vez que se ha colocado correctamente el dispositivo, se transmite una corriente eléctrica o microondas a través de su extremo para calentar al tumor y eliminar las células cancerosas. Las células muertas se reemplazan gradualmente por tejido cicatricial que con el tiempo se contrae.

 

Este procedimiento es ambulatorio y rápido, pero únicamente debe realizarse a pacientes cuyo tumor no se encuentra cerca de estructuras anatómicas importantes.

 

Beneficios de estos procedimientos

  • Poco tiempo en quirófano.
  • Recuperación rápida.
  • No requiere incisiones quirúrgicas grandes ni suturas .
  • Permite tratar el tumor afectado conservando el riñón.
  • No tiene efectos sobre la presión arterial del paciente.

 

Limitaciones en estos procedimientos

  • Los tumores deben ser pequeños.
  • En ocasiones el paciente podrá requerir más de una sesión con el paso del tiempo.
  • Se requiere mantener vigilancia.

 

Acércate a los especialistas para un diagnóstico y tratamiento oportunos en nuestro Centro Oncológico Urosur®

https://www.clinicaurosur.com

Otros artículos:

Acude a Urosur® Mérida para orientación acerca de lo último en tratamientos para agrandamiento de próstata.

#QueremosAyudarte