Tuve un contacto sexual riesgoso ¿cómo saber si puedo tener VIH?

Antes de explicarte todo necesitamos que comprendas la diferencia entre dos palabras: antígenos y anticuerpos.

Antígenos y anticuerpos

Los "antígenos" son sustancias extrañas que entran a tu sistema inmunitario. Una vez que un antígeno entra a tu cuerpo, tu sistema de defensa, intenta neutralizar a ese antígeno generando "anticuerpos".

Antes de que una persona desarrolle esos anticuerpos capaces de ser detectados en un análisis de laboratorio, tendrá en su sangre una proteína llamada P24 que aparece de manera inmediata cuando el virus del VIH ha ingresado al organismo y que también puede medirse.

¿Cuándo es el mejor momento para realizarte la prueba?

A partir de un contacto de riesgo, debes esperar entre 3 y 4 semanas (20 días) idealmente para ir al laboratorio. De ese modo habrá pasado tiempo suficiente para que en tus análisis aparezcan anticuerpos positivos o negativos.

¿Qué prueba solicitar?

Existen varios tipos de pruebas, te explicamos las diferencias:

Pruebas iniciales o básicas

Son ideales cuando existe una sospecha de contagio y se dividen en cuantitativas y cualitativas.

Cualitativas

Las cualitativas nos permitirán saber si existen o no anticuerpos en sangre, dando un resultado positivo o negativo.

Cuantitativas

Las cuantitativas nos arrojarán, además del resultado positivo o negativo, un valor numérico de anticuerpos y de antígenos P24 , que será de utilidad para tu médico tratante.

Pruebas especializadas ante casos positivos

Éstas se solicitan únicamente ante casos ya confirmados pues su costo es más elevado. Se les conocen como pruebas de PCR de carga viral y Western Blot. Aunque en estas pruebas los resultados positivos pueden conocerse en menos de 20 días a partir de la exposición al virus, los médicos evitan usarlas al principio, yendo de lo más sencillo a lo más complejo en el proceso de detectar la posible enfermedad.

Entre la prueba cualitativa y cuantitativa ¿cuál es la diferencia? ¿hay alguna más eficaz que otra?

Tanto las pruebas cualitativas como cuantitativas,  se realizan en sangre y pueden realizarse a través de técnicas in vitro o por quimioluminiscencia respectivamente. 

Las primeras detectan proteínas del virus en la sangre y la segunda detecta la concentración de anticuerpos en la sangre.

Ambas pruebas son confiables y certeras, por lo que prácticamente no hay falsos positivos ni negativos luego de realizarlas. Tienen un 99% de especificidad.

Estoy esperando que pasen los días indicados para hacerme mis pruebas ¿qué pasa si tengo relaciones con otra persona? ¿puedo contagiar en caso de que yo tenga el virus?

Existe un periodo llamado “ventana” en el que una persona, aún cuando se haya infectado, si aún no tiene anticuerpos suficientes no puede infectar; sin embargo, si la persona sí tenía el virus desde antes y no se había hecho pruebas de detección previas, sí podría contagiar. Por seguridad, espera a obtener tu resultado.

Tengo miedo del resultado ¿qué pasa si no me hago la prueba?

La medicina ha avanzado a pasos agigantados y actualmente una persona con VIH puede sobrellevar la enfermedad favorablemente, mientras tenga acceso a un buen tratamiento.

Realizarte las pruebas oportunamente te ayuda a recibir medicación de inmediato y a evitar transmitir la enfermedad a más personas.

¿Qué haré si mi prueba sale positiva?

Lo primero que harás es tranquilizarte y recordar que si te apegas al tratamiento, podrás llevar una vida larga y saludable. Un tratamiento oportuno al día de hoy permite que una persona positiva pueda vivir exactamente el mismo tiempo que una persona no infectada.

De preferencia acércate a un especialista en “infectología”  para que pueda explicarte a detalle la enfermedad y cuáles son los cuidados médicos y acompañamiento que necesitarás. Ellos te orientarán para poder hablar de esto con tu pareja, amigos y familia.

Busca asociaciones civiles que apoyan a personas que viven con esta enfermedad en tu comunidad. Podrán guiarte y vincularte con personas clave.

No dejes que pase el tiempo, mientras más rápido actúes mejor será tu pronóstico.

¿Quién está en mayor riesgo de contagio?

  • Quien mantiene relaciones sexuales sin condón
  • Quien tiene múltiples parejas sexuales
  • Quien durante un año, ha sostenido relaciones sexuales con 3 o más personas distintas
  • Quien padece enfermedades de transmisión sexual
  • Quien ha utilizado agujas contaminadas para tatuajes o drogas

Mi pareja y yo estamos preocupad@s por un posible contagio, ¿es válido que la prueba se la haga sólo uno de los dos?

El hecho de que una de las dos personas salga negativa a la prueba no implica que la otra persona no sea portadora de la enfermedad. Ambas personas deben realizarse la prueba en los tiempos indicados.

La prueba afortunadamente salió negativa, pero ya me asusté. ¿Cómo puedo protegerme en el futuro?

  • Evita mantener relaciones sexuales sin responsabilidad
  • Utiliza condón en cualquier tipo de relación sexual (vaginal, oral, anal)
  • Reduce la cantidad de personas con las que mantienes relaciones sexuales, recuerda que cada una de ellas, a su vez, es una persona que potencialmente puede contraer la enfermedad por otro lado y sin que lo sepas.
  • Asegúrate de que tus parejas se hagan la prueba de VIH antes de relacionarte con ellas (si sabes que pueden tener alto riesgo de portar la enfermedad)
  • Realízate periódicamente pruebas de ETS. Tener una Enfermedad de Transmisión Sexual aumenta las probabilidades de contraer VIH.
  • No compartas agujas.

Si deseas realizarte cualquier tipo de análisis de laboratorio de este tipo, contáctanos en Urosur® Laboratorio en la Sucursal Col. Buenavista en Mérida, Yucatán o llámanos al (999) 9203983. 

Otros artículos:

Dinámica paternidad responsable con Urosur® Clínica de Urología

Sequedad y cambios en la salud íntima femenina

Biofeedback Urosur®

Acude a Clínica Urosur Mérida para orientación acerca de lo último en tratamientos para agrandamiento de próstata.

#QueremosAyudarte