El cáncer de próstata es una enfermedad en la que se forman células malignas (cancerosas) en los tejidos de la próstata.

Hasta hace poco el cáncer pulmonar ocupaba los primeros lugares en causas de muerte en nuestro país.  Ahora, el cáncer de próstata ha aumentado su incidencia,  convirtiéndose en una de las principales causas de muerte por padecimientos oncológicos masculinos en México.

En nuestro país, 7 de cada 10 pacientes estarán fuera de la posibilidad de recibir tratamiento quirúrgico cuando por fin se decidan a consultar al urólogo. En europa, por el contrario,  7 de cada 10 hombres alcanzarán a recibir un diagnóstico positivo cuando se encuentren en una etapa inicial y potencialmente curable.

¿Cuándo acudir al urólogo?

Todo paciente con factores de riesgo , como tener familiares directos diagnosticados, debe comenzar a checarse a partir de los 40 años. Si el paciente no tiene antecedentes de cáncer de próstata, deberá empezar a checarse entre los 45- 50 años.

Etapas del cáncer de próstata

Etapa inicial 

En esta etapa el paciente no presenta ningún síntoma de alarma. Es la etapa ideal para recibir un tratamiento médico y tener mayor posibilidad de combatir e incluso curar la enfermedad.

Etapa intermedia

En esta etapa el paciente puede tener síntomas como obstrucción urinaria o sangrado al orinar. En este momento se podrán ofrecer tratamientos para intentar frenar el progreso de la enfermedad.

Etapa localmente avanzada

En este momento el paciente ya puede manifestar algunos síntomas. El manejo en etapas avanzadas será más complejo y el pronóstico será reservado, en comparación a los casos en donde se hace una detección temprana.

Metástasis

Ocurre cuando el cáncer ya no se encuentra encapsulado y limitado al área de la próstata. Con el tiempo se expande y las células malignas empiezan a afectar otras zonas del cuerpo. 

 

Como consecuencia de la metástasis del cáncer de próstata, aparece el cáncer de huesos. Es común recibir pacientes que refieren dolor o fracturas sin causa aparente y al estudiarlos, los especialistas confirman que el diagnóstico de cáncer de huesos es secundario a un cáncer de próstata no detectado ni diagnosticado a tiempo.

Es importante acercarse a los profesionales de la salud para resolver dudas y recibir orientación para mantenerse al día en los controles prostáticos y detectar cualquier anormalidad cuando todavía es posible hallar una solución.

Atención especializada en urología oncológica:  www.clinicaurosur.com

 

Otros artículos:

Acude a Urosur® Mérida para orientación acerca de lo último en tratamientos para agrandamiento de próstata.

#QueremosAyudarte